visitas y apariciones

Visitas y apariciones
Homenaje al doctor José Gregorio Hernández

La idea de performance surge a raíz de una serie de collage. El artista venía trabajando ángeles; al verlos – y al mirar su rostro – un amigo, Luis Ernesto Arocha, le señala su parecido con José Gregorio Hernández y le sugiere que haga un performance. El artista madura la idea y lleva su obra al Festival de Música del Caribe en Cartagena. Allí esta lo popular, lo fantasmagórico, la brujería: a la una de la mañana, cuando suenan sones cubanos, aparece José Gregorio Hernández.

Luego decide “aparecerse” en el Salón Regional de Artistas de 1993, donde su obra es premiada. Emprende entonces una investigación: hace una instalación con veladoras, módulos, improntas, goteros, tijeras, olores como éter, alcanfor, palo santo, etc., en fin, con todos los elementos que están presentes en las apariciones curativas del doctor José Gregorio Hernández. Es admitido en el XXXV Salón Nacional de 1994, para el cual recoge en un guacal toda la obra que había expuesto en el Salón Regional.
Dentro de ese guacal aparece vivo José Gregorio Hernández. Esta obra, Visitas y apariciones, recibe el primer premio del Salón.

por: Consuelo pabón
 

Galería


Prensa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *