h.q.b.p.j.x

Alfonso Suáres quien en los últimos años ha convertido su propio cuerpo en vehículo de expresión de ideas, y en el que confluye los gestual y plástico, la imaginación del color y la magia cósmica de la música arte puro y extraño.

De la obra se han derivado obras singulares y artísticas, en las que aparece el ángel en plenitud dialogante en su tentativa por salvar el planeta Tierra, esa otra inventiva en donde sus ciudadanos de todos los tiempos y estirpes, propician la guerra y la muerte; cuando la travesía vital es tan efímera que no nos queda otro tiempo que el de la inocencia y el amor, a finales del siglo XX. Este año y como todos los ángeles es un soñador un imaginario de las galaxias que aún creé que es posible reinventar el rumbo de las tinieblas por el de la iluminación. Al final obviamente, cada cual será protagonista de una buena salida ante el laberinto. El Ángel se despide.

Por: Gustavo Tatis
Poeta, Escritor – El Universal.

Galería


Prensa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *