biografía

25 años de creación artística

Por Patricia Iriarte

Introducción

Alfonso Suárez es uno de los más prolíficos artistas de la región Caribe colombiana, con una trayectoria de 25 años ininterrumpidos de producción que comenzaron en la década de los 80 en el Grupo 44, liderado por Álvaro Herazo, y del que también hacían parte Eduardo Hernández, Fernando Cepeda, Víctor Sánchez y Delfina Bernal. Junto a su contemporáneo El Sindicato, colectivo que contribuyó, según Alvaro Barrios, a transformar la actitud de la sociedad frente al arte, con una propuesta inscrita en el llamado “Arte de ideas”, que desempeñó el papel histórico de lograr que el arte conceptual tuviera reconocimiento oficial en nuestro país.

La lista de obras de Alfonso Suárez incluye, entre otras, Homenaje a Santo Tomás, Nocaut, Autoterapia, Soplo divino, HQBPJX, Pesadillas de un hombre rana, Pasado y presente, Fantasmata, Sonido negro, negro parlante, Visitas y apariciones, 100% frágil, y El Ribereño, las cuales se han presentado en más de 20 exposiciones individuales, cerca de 40 colectivas y numerosos salones regionales y nacionales, bienales y festivales en Colombia, España, Cuba y otros países del Caribe.

Entre las distinciones que ha merecido su trabajo se encuentran el haber sido invitado de honor en la Bienal de Arte de Bogotá, en 1990; Primer Premio en el VI Salón Regional de Artistas (1993), Primer Premio del XXXV Salón Nacional de Artistas (1994), Primer Premio en el VII Salón Regional (1995), Primer Premio en el VIII Salón Regional (1997) y mención de honor en el XXX Salón Anual de Artistas Colombianos, en el Museo Nacional.

En el 2000, Barrios escribió que de la obra de Suárez emanaba el brillo de las buenas ideas, y que su trabajo traía “un viento de optimismo sobre el futuro de nuestro arte actual.”

Otras valoraciones críticas sobre su obra resaltan la gran versatilidad, rigor, disciplina, dominio de los espacios y capacidad para transformarse en cualquier personaje, real o imaginado, y el curador del Museo de Arte de Moderno de Cartagena, Eduardo Hernández, no duda en calificarlo como “uno de los pioneros del arte de acción en el arte colombiano.”

*Patricia Iriarte. (Poetisa, escritora.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *