100% frágil

Alfonso Suárez revela, con una inmensa delicadeza, la noción de fragilidad del hombre. El envoltorio escogido, hecho de una fina red recubierta por un grueso lazo y que a su vez recubre gran parte del cuerpo, es de hermosura y economía extremas, mientras que la eficacia y la potencia de su presencia y energía se multiplican con el montacargas, sosteniendo en vivo la figura envuelta en la entrada de la sala. Una obra impresionante, que sigue creciendo en la imaginación.

Piezas para ensamblar, XXVI Salón Nacional de Artistas
Gustavo Zalamea
Jurado Nacional para los salones Regionales,
Profesor de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Colombia
 

Galería


Prensa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *